Asuntos Internacionales

Marco Político Internacional de la Cooperación

             Antecedentes de la Cooperación Internacional

 

Para posicionar de manera sólida el tema de cooperación en la agenda internacional se ha tenido que avanzar en gestiones internacionales, declaraciones, encuentros y reuniones de alto nivel, muchas de ellas dentro del marco de la Organización de las Naciones Unidas, con el fin de forjar la estructura de soporte de la cooperación técnica y financiera internacional orientada hacia países en desarrollo, mediante la realización de acuerdos y declaraciones en torno a mecanismos de coordinación y negociación, normas, procedimientos, instrumentos y recursos en esta materia.

En el campo de la cooperación es preciso tener presente que para acceder a la ayuda internacional entre otros, se debe tener presente los compromisos firmados por los países, como los que se mencionan a continuación:

 

Acuerdo:

El término «Acuerdo» se emplea especialmente para instrumentos de índole técnica o administrativa, que son firmados por representantes de dependencias gubernamentales pero sin estar sujetos a ratificación. Los acuerdos típicos están relacionados con la cooperación económica, cultural, científica y técnica. Con frecuencia, los acuerdos también se ocupan de cuestiones financieras tales como eliminación de la doble imposición, garantías de inversión o ayuda financiera.

 

Convención:

El término genérico «Convención» es sinónimo del término genérico «Tratado». Convención se utiliza en general para el caso de tratados multilaterales formales que incluyen a un gran número de partes. Normalmente, las convenciones están abiertas a la participación de la totalidad de la comunidad internacional o de un gran número de Estados. Por lo general, los instrumentos negociados bajo los auspicios de una organización internacional se titulan convenciones (por ejemplo: el Convenio sobre la Diversidad Biológica de 1992; la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar de 1982; la Convención de Viena sobre el Derecho de los Tratados de 1982 de las Naciones Unidas).

 

Memorando de Entendimiento

Un memorando de entendimiento es un instrumento internacional de carácter menos formal. El memorando de entendimiento (MoU) típico reviste la forma de un instrumento aislado; no requiere ratificación y es concertado entre estados u organizaciones internacionales. Usualmente, las Naciones Unidas concluyen memorandos de entendimiento con sus Estados miembros para organizar sus operaciones de paz o sus conferencias, al igual que memorandos de entendimiento con otras organizaciones en materia de cooperación.

 

Protocolo

El término «Protocolo» se usa para los acuerdos menos formales que los denominados «Tratado» o «Convención». El término podría ser utilizado para cubrir las siguientes clases de instrumentos:

  • Protocolo de firma: cláusulas del tratado, las cláusulas formales que no fueron incluidas en el tratado o la reglamentación de cuestiones técnicas.
  • Protocolo facultativo: instrumento que establece derechos y obligaciones adicionales en el marco de un tratado. En general, se adopta el mismo día, pero es de carácter independiente y está sujeto a una ratificación independiente.
  • Protocolo basado en una Convención Marco: Es una elaboración más sencilla y acelerada de un tratado y se usa especialmente en el campo del derecho ambiental internacional. Un ejemplo es el Protocolo de Montreal relativo a las sustancias que agotan la capa de ozono, adoptado en 1987 en virtud de los Artículos 2 y 8 de la Convención de Viena para la Protección de la Capa de Ozono de 1985.
  • Protocolo de enmienda: instrumento que contiene disposiciones que enmiendan uno o varios tratados anteriores, tal como el protocolo aprobado en 1946 que enmienda los acuerdos, convenciones y protocolos para limitar la fabricación y reglamentar la distribución de los estupefacientes.

 

Tratado

La Convención de Viena de 1969 define un tratado como «un acuerdo internacional concertado entre estados de manera escrita y gobernado por el derecho internacional, ya sea instituido en un solo instrumento o bien en dos o más instrumentos, cualquiera que sea su designación particular». La Convención de Viena de 1986 amplía la definición de tratado para incluir los acuerdos internacionales que incluyen a organizaciones internacionales como partes.

 

Antecedentes de la Gestión para la Cooperación Internacional

Entre 1960 y 1980, se avanzó hacia un manejo y aprovechamiento ambiental sostenible, la superación de la pobreza y el logro de los objetivos de desarrollo.

A partir de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y Desarrollo y la Cumbre de Río de Janeiro/1992, se convino que la protección del medio ambiente y el desarrollo económico y social eran esenciales para lograr el desarrollo sostenible. La Declaración de Río y el Programa 21 son dos de los instrumentos políticos más importantes que surgieron de esta Cumbre, es así como los Principios de Río han orientado muchas de las acciones locales de los países en cuanto a desarrollo sostenible, adicionalmente en la misma Cumbre se firmaron; la Declaración de Principios sobre los Bosques y las tres Convenciones de mayor relevancia en medio ambiente y que hoy se mantienen vigentes, la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático, la Convención de Biodiversidad y la Convención sobre Desertificación.

Posteriormente en la Cumbre del Milenio celebrada en el año 2000, los estados renuevan su confianza en la Organización de las Naciones Unidas y su compromiso con su carta, así como con los valores fundamentales esenciales para las relaciones internacionales en el siglo XXI: libertad, igualdad, solidaridad, tolerancia, respeto al medio ambiente y responsabilidad compartida, a través de la Declaración del Milenio. Se impulsa a todos los países a contribuir en el más corto tiempo y de una manera concreta con los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) los cuales reconocen la relación hombre-naturaleza y se adoptan como agenda para crear el entorno propicio para reducir la pobreza, sus causas y manifestaciones. En general los países en desarrollo se comprometen a mantener economías saneadas y a buscar su propio desarrollo a partir de los tres pilares del desarrollo sostenible, y los países desarrollados se comprometen a apoyar a los países más pobres en los ámbitos de la prestación de ayuda, el comercio y el alivio de la deuda.

Se destaca en la Declaración en su Art. 6 los valores de igualdad y solidaridad entre otros, para apoyar a los países con ingresos bajos y medios a reducir la pobreza y realizar las acciones necesarias para alcanzar los objetivos establecidos para el año 2015.

Explícitamente en cuanto a cooperación en el Art. III y VI de la Declaración en los párrafos 14, 15, 16, 20 y 26 se menciona la necesidad de apoyar a los países en desarrollo en su lucha para reducir la pobreza e incrementar el número de personas con acceso a agua potable.

En la Cumbre de Johannesburgo (2002) se evaluó la ejecución de la Agenda XXI por parte de los países, y lo que se pudo evidenciar es que en lugar de reducir, las tendencias de los problemas ambientales globales habían aumentado considerablemente haciendo urgente una respuesta global proporcional.

Se discutió sobre los problemas generados por el calentamiento global y la vulnerabilidad de los países afectados por los múltiples impactos con consecuencias desastrosas como, la reducción de los recursos hídricos, las sequías, los cambios en los patrones de lluvias, la elevación del nivel del mar, los daños en los ecosistemas coralinos y manglares, etc., que evidencian un riesgo ambiental de naturaleza global.

Las acciones que se emprenderán a nivel global fueron consignadas entonces en el documento denominado Plan de Implementación de Johannesburgo -JPOI-, referente político más reciente de la agenda ambiental multilateral.

Reconociendo los pocos avances que hasta la fecha habían tenido los países en el logro de las metas señaladas en los ODM, se vio la necesidad de fortalecer la eficacia de la Ayuda Oficial al Desarrollo-AOD-. Para ello, se llevaron a cabo varias reuniones de Alto Nivel sobre la armonización y la gestión orientada a resultados de dicha Ayuda con el fin de aumentar el impacto de la cooperación internacional en los esfuerzos locales para la reducción de la pobreza y la desigualdad, acelerando el crecimiento y agilizando el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo del Milenio.

Es así como la reunión de París en marzo de 2005 de donde surge La Declaración de París puede considerarse como un hito en las negociaciones internacionales para la armonización de la ayuda. La Declaración de París fue entonces en donde Ministros de países desarrollados y en desarrollo responsables de fomentar el desarrollo y directivos de instituciones de desarrollo multilaterales y bilaterales, acordaron emprender acciones de largo alcance que se puedan monitorear con miras a reformar las formas en las que se suministra y gestiona la ayuda, mirando a futuro la revisión de la Declaración del Milenio y los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM). Por lo tanto reconocen que es necesario aumentar el volumen de la ayuda y de los recursos adicionales para el desarrollo con el fin de lograr estos objetivos, también reconocen que es preciso respaldar el esfuerzo que realizan los países socios, reforzando sus gobiernos y mejorando el desempeño del desarrollo.

Los compromisos derivados de la Declaración de París son:

  1. Apropiación: los países efectivamente ejercen liderazgo sobre las políticas y estrategias de desarrollo y coordinan sus acciones.
  2. Alineación: los donantes basan su cooperación de acuerdo con las estrategias, instituciones y procedimientos nacionales.
  3. Armonización: las acciones de los donantes son mas armonizadas, transparentes y colectivamente efectivas.
  4. Evitar la duplicación de esfuerzos y racionalizar la ayuda.
  5. Índices de desempeño y responsabilidad proceso vis-vis entre los donantes y el país receptor.

 

Finalmente, en el septuagésimo periodo de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas celebrado en septiembre de 2015, los estados miembro adoptaron la resolución A/RES/70/1 por medio del cual se aprueba la Agenda 2030 y sus 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Dicha Agenda aborda un plan de acción para el cumplimiento de los 17 ODS y sus 169 metas relacionadas con el ámbito social, ambiental y económico que deberán cumplir los estados miembro hasta el 2030.

En Colombia se ha llevado a cabo un proceso integral de coordinación de la cooperación internacional, bajo el liderazgo del Gobierno Nacional y la participación de la Sociedad Civil y la Comunidad Internacional y se ha venido trabajando conjuntamente en complementar los esfuerzos nacionales y lograr un mayor impacto a través de la cooperación internacional.